Suplementos en una dieta vegana durante el embarazo

Suplementos en una dieta vegana durante el embarazo

¿Debería abandonar mi dieta vegana durante el embarazo? En este post lo analizaremos, pero ya te adelantamos que con suplementos para una dieta vegana será suficiente para que puedes llevar tu día a día con normalidad. 

Esta es una de las cuestiones que muchas futuras madres se hacen al inicio de la gestación. La falta de información de profesionales de la sanidad y de la sociedad, en general, al respecto de la dieta vegana, puede favorecer este tipo de dudas que inquietan a las mujeres que van a tener un hijo y no desean abandonar su filosofía de vida.

Ya que no hay razón para que lo hagan. Basta con saber que una dieta equilibrada es lo que toda embarazada necesita y, como no nos cansamos nunca de repetir, la dieta vegana es una dieta 100% equilibrada y por tanto, con las suplementaciones adecuadas, absolutamente recomendable para embarazadas.

Todas las mujeres en periodo de gestación, sean o no veganas, necesitan ciertos suplementos fundamentales para el correcto desarrollo del feto. El ácido fólico, el hierro, la vitamina D y en ocasiones también yodo, fundamental para el desarrollo cerebral del feto, están entre ellos. Y como hemos dicho, sean o no veganas todas deben tomar estos suplementos.

B12 para embarazadas

Pero, ¿qué sucede con las mujeres veganas que están embarazadas? 

Como nos recuerda la doctora Miriam Martínez Biarge,  Médico Pediatra,:

“Es importante que la mujer embarazada siga tomando su suplemento semanal de vitamina B12. Si toma alimentos enriquecidos con B12 de forma regular, una dosis extra semanal de 2.000 microgramos de cianocobalamina será suficiente. Si no toma alimentos enriquecidos con B12 entonces tendrá que tomar 3 dosis a la semana  de 1.000 microgramos cada una. Algunos suplementos de ácido fólico y algunos multivitamínicos de embarazo llevan también pequeñas cantidades de B12, pero es mejor tomar además la B12 aparte”

Además de la suplementación, la dieta debe ser variada y equilibrada, en la que abunden los alimentos frescos como frutas y verduras, las legumbres, frutos secos, el tofu, las bebidas vegetales y los cereales integrales.

Por lo tanto, no queda ninguna duda de que, con una alimentación equilibrada y sana y las suplementaciones de una dieta vegana, no hay ningún motivo para que una embarazada renuncie a este modelo de dieta.

Fuente: Bueno y vegano y Mi pediatra vegetariano



×