La importancia de la vitamina D para el sistema inmunitario

La importancia de la vitamina D para el sistema inmunitario

La importancia de la vitamina D para el sistema inmunitario

El sistema inmune es una línea de defensa muy importante que tenemos para protegernos de organismos invasores extraños y, de esta forma, evitar posibles enfermedades e infecciones. Cuándo la respuesta del sistema inmunitario no funciona correctamente, pueden aparecer problemas de salud graves como, por ejemplo, infecciones, alergias, asma e, incluso, enfermedades autoinmunes.

 Cada vez se puede encontrar más información dónde se vincula tener una deficiencia de vitamina D con la aparición de enfermedades autoinmunes. En este tipo de enfermedades, lo que sucede es que el sistema inmunitario, por error, ataca a nuestras propias células y órganos, como sucede en la diabetes tipo I1,2,3,4, en la esclerosis múltiple5, en la artritis reumatoide6,7,8, en las enfermedades inflamatorias intestinales y en el lupus9.

 

El uso de la vitamina D no es algo nuevo

Antes de la llegada de antibióticos eficaces, la vitamina D se ha usado, indirectamente y sin conocimiento de ello, para el tratamiento de infecciones como la tuberculosis. El tratamiento que se administraba a los pacientes con tuberculosis incluía baños solares. En aquel momento se creía que los rayos del sol mataban directamente a la tuberculosis.

Posiblemente lo que ocurría es que, gracias a la formación de vitamina D a través del sol, los pacientes mejoraban su sistema inmune y, en consecuencia, eliminaban con más facilidad la bacteria causante de la tuberculosis.10,11 Asimismo, en 1849 también se solía utilizar el aceite de hígado de bacalao como tratamiento para curar la tuberculosis, el cual contiene cantidades muy elevadas de vitamina D12.

Asegura tus niveles de (D)efensa

La vitamina D13 ayuda a modular tanto la respuesta inmunitaria innata como la adquirida. Por lo tanto, para que el sistema inmune funcione de forma óptima, es importante mantener unos buenos niveles durante todo el año.

Los meses en los que no sea posible sintetizar vitamina D a través del sol, se debería aportar a través de un suplemento. Esto es de especial importancia en aquellas personas que padezcan enfermedades autoinmunes o relacionadas con el hecho de tener un sistema inmunitario deprimido.

 

 

Esther Baena y Jordi Galisteo
www.nutricionistasveganos.com

 

 

 



×