La vitamina D, ¿tomo el sol o tomo un suplemento?

La Vitamina D

La vitamina D, ¿tomo el sol o tomo un suplemento?

La vitamina D, más que una vitamina, es una hormona que participa en mecanismos tan importantes como, por ejemplo, el metabolismo del calcio. Si nuestro cuerpo no tiene suficiente vitamina D, la absorción intestinal del calcio se ve disminuida y, por lo tanto, nuestro sistema óseo se ve afectado de forma negativa.

Pero el papel de la vitamina D va más allá del sistema óseo. Tener niveles adecuados de vitamina D podría ayudar a prevenir1 enfermedades cardiovasculares, la fibromialgia, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, las infecciones respiratorias, la psoriasis, la debilidad muscular, la diabetes, la hipertensión arterial, el asma y algunos tipos de cáncer.

Hay muy pocos alimentos que tengan cantidades significativas de vitamina D. En teoría, esto no debería ser un problema porque nuestro organismo es capaz de producir la vitamina D que necesitamos a través de los rayos ultravioletas (UV) que recibimos del sol.

¿Tomo el sol?
Para mantener unos niveles correctos de vitamina D, una persona debería tomar el sol unos 15-30 minutos cada día. Esto, aunque parece algo muy fácil de conseguir, para la inmensa mayoría de las personas es algo imposible de llevar a cabo durante todo el año.

Además, para que nuestro cuerpo pueda sintetizar la vitamina D que necesitamos, es importante exponernos al sol de forma directa, es decir, sin que haya ninguna barrera entre el sol y nuestra piel. El protector solar, el cristal de la ventana, el maquillaje y la ropa son algunos ejemplos de obstáculos que impiden que la piel entre en contacto con los rayos UV del sol y, por lo tanto, no podamos generar de forma correcta la vitamina D.

Entonces… ¿tomo un suplemento?
Hay que tomar un suplemento de vitamina D los días que no hay una exposición solar directa suficiente. En España, los meses más complicados son de noviembre a febrero.

Hay que tomar un suplemento de vitamina D aquellos días en los que no es posible conseguir una exposición solar adecuada. En España, los meses más complicados son de noviembre a febrero.

Por un lado, hay muchas menos horas de sol. La mayoría de las personas salen de casa para ir al trabajo cuando todavía no ha salido el sol y salen del trabajo cuando ya es prácticamente de noche. Por otro lado, se suele ir mucho más abrigado, incluso con guantes y bufanda, por lo que hay mucha menos superficie de contacto con el sol.

Nuestro consejo y el de muchos otros profesionales es tomar un suplemento de unas 1.000 UI (25mcg), al menos, de noviembre a febrero. Aunque en algunos casos es posible que también haga falta en octubre y en marzo e, incluso, durante todo el año.

En definitiva, tenemos que aceptar que hemos evolucionado de forma que pasamos muchas horas encerrados y con luz artificial, lo cual hace que necesitemos la ayuda de un suplemento para conservar (o mejorar) nuestra salud.

 

Respaldo científico:

Not enough vitamin D – Health consequences for Canadians- Gerry Schwalfenberg- Canadian Family Physician May 2007, 53 (5) 841-854.

New insights about vitamin D and cardiovascular disease: a narrative review – Ann Intern Med. 2011 Dec 20;155(12):820-6. doi: 10.7326/0003-4819-155-12-201112200-00004. McGreevy C, Williams D.

Pak Med Assoc. 2010 Nov;60(11):949-51. Vitamin D deficiency in fibromyalgia. Bhatty SA1, Shaikh NA, Irfan M, Kashif SM, Vaswani AS, Sumbhai A, Gunpat.

Ther Adv Endocrinol Metab. 2012 Dec;3(6):181-7. doi: 10.1177/2042018812471070. Vitamin D and rheumatoid arthritis. Kostoglou-Athanassiou I1, Athanassiou P, Lyraki A, Raftakis I, Antoniadis C.

JAMA. 2006 Dec 20;296(23):2832-8. Serum 25-hydroxyvitamin D levels and risk of multiple sclerosis. Munger KL1, Levin LI, Hollis BW, Howard NS, Ascherio A.

Strong associations of 25-hydroxyvitamin D concentrations with all-cause, cardiovascular, cancer, and respiratory disease mortality in a large cohort study. Ben Schöttker  Ulrike Haug  Lutz Schomburg  Joseph Köhrle  Laura Perna Heiko Müller  Bernd Hollecz

J Dermatol Sci. 1990 Jul;1(4):277-82. Inverse relation between severity of psoriasis and serum 1,25-dihydroxy-vitamin D level. Morimoto S1, Yoshikawa K, Fukuo K, Shiraishi T, Koh E, Imanaka S, Kitano S, Ogihara T.

Osteoporos Int. 2002 Mar;13(3):187-94. Vitamin D and muscle function. Pfeifer M1, Begerow B, Minne HW.

Diabetologia. 2008 Aug;51(8):1391-8. doi: 10.1007/s00125-008-1061-5. Epub 2008 Jun 12. The association between ultraviolet B irradiance, vitamin D status and incidence rates of type 1 diabetes in 51 regions worldwide. Mohr SB1, Garland CF, Gorham ED, Garl

Serum 25-hydroxyvitamin D levels and all-cause and cardiovascular disease mortality among US adults with hypertension: the NHANES linked mortality study. Zhao, Guixianga; Ford, Earl S.a; Li, Chaoyangb; Croft, Janet B.a

Am J Clin Nutr. 2010 May;91(5):1255-60. doi: 10.3945/ajcn.2009.29094. Epub 2010 Mar 10. Randomized trial of vitamin D supplementation to prevent seasonal influenza A in schoolchildren. Urashima M1, Segawa T, Okazaki M, Kurihara M, Wada Y, Ida H.

National Cancer Institute. Vitamin D and Cancer Prevention

National Institute of Health. Vitamina D. Fact Sheet for Consumers

Vegan Health. Daily Needs

Circulating 25-Hydroxyvitamin D Levels Indicative of Vitamin D Sufficiency: Implications for Establishing a New Effective Dietary Intake Recommendation for Vitamin D Bruce W. Hollis. The Journal of Nutrition, Volume 135, Issue 2, 1 February 2005, Pages 31

Autor dietistasvegetarianos.com