Vitamina D y el sol, ¿es este tan importante?

vitamina D sol
Vitamina D y el sol, ¿es este tan importante?

Hoy en día, y afortunadamente, la deficiencia de vitamina D y de Sol es algo inusual, especialmente en países con climas mediterráneos como el nuestro. Pero rebobinemos, ¿qué nos aporta la vitamina D? ¿Y el Sol es el único aporte de vitamina D que existe?

Que te hagas estas preguntas es mucho más normal de lo que crees. Pero en Veggunn venimos a contarte todo lo que debes saber sobre la vitamina D y el sol, sus beneficios y las consecuencias de carecer de ellos. 

La vitamina D es un micronutriente que debemos consumir en una cantidad moderada, ya que nuestro cuerpo no la produce de forma natural. Y algunas personas creen que la única forma de tomar vitamina D es con el Sol que tomamos, pero no es así.

Así que presta atención, porque todo lo que vamos a contarte quizá te ayude a tomar decisiones más saludables.

Beneficios de la vitamina D y del Sol

vitamina D

La vitamina D es la única que, además de nutrirnos a través de alimentos ricos en vitamina D, también la podemos sintetizar mediante la luz del sol.

La vitamina D y el Sol favorecen la calcificación de los huesos

Uno de sus mayores aportes nutritivos reside en la ayuda a metabolizar el calcio y el fósforo, que mantienen la formación normal de los huesos y del tejido óseo, así como su fortalecimiento y el de los dientes.

Por esta razón, es particularmente importante en niños que están en la edad de producción de la estructura ósea, y en personas mayores, que necesitan del fortalecimiento de la misma.

Mejora del sistema inmunológico y del sistema nervioso

Nuestro sistema inmunológico también se ve favorecido por los efectos de la vitamina D y del sol. Es erróneo pensar que solamente la vitamina C fortalece nuestro sistema inmunitario, puesto que la vitamina D también juega un rol fundamental en hacer que nuestro organismo combata y se resista a enfermedades y ataques externos.

Y no solo esto… ¿Crees que el sistema nervioso no se ve afectado? Cuando tomamos alimentos con vitamina D o sol, estamos aumentando la producción de serotonina en nuestro cuerpo, la conocida “hormona de la felicidad”. De hecho, también beneficia a las personas que sufren de hipertensión, porque manteniendo los niveles de esta hormona puede ver altamente favorecido su sistema nervioso.

¿Qué pasa cuando el Sol no es suficiente?

La exposición al Sol es una clásica forma de adquirir vitamina D, pero no es la única opción. La dosis que recomiendan las instituciones médicas es aproximadamente de media hora diaria en estaciones cálidas, y de dos horas en estaciones frías.

Es perfectamente factible que, aun tomando el Sol durante el tiempo recomendado, tengas falta de vitamina D, y esto puede ser causado por diversas razones que te explicamos a continuación.

El estilo de vida

estilo-de-vida

La realidad es que, a pesar del clima y las condiciones de nuestro país, tan favorecedoras para adquirir los beneficios de la vitamina D a través del Sol, es una carencia habitual. Esto sucede especialmente en jóvenes y adultos con un estilo de vida sedentario en el que no tienen actividad al aire libre.

A veces, aunque vivamos en un país con un clima óptimo, nuestro estilo de vida no es el más acertado, no permitiéndonos tomar la cantidad de Sol que necesitamos, o no nos preocupamos para nada en hacerlo.

El bloqueo de los rayos UVB

Efectivamente, el Sol no siempre es suficiente para una nutrición óptima de vitamina D. Estudios científicos nos revelan que la protección solar, que nunca te puede faltar para tomar el Sol, bloquea la entrada de un aproximado 93 % de los rayos ultravioleta de tipo B. Y estos son los que provocan la reacción química que permite la correcta absorción de esta vitamina en nuestro organismo.

¿Son los complementos alimenticios con vitamina D una buena idea?

alimentos-con-vitamina-D

Además del Sol, la vitamina D podemos encontrarla en alimentos como el aguacate o las setas. La mayoría son productos que podemos encontrar en una dieta alimenticia normal, lo cual aumenta nuestras posibilidades de nutrirnos con vitamina D de forma no perjudicial para nuestra piel.

Pero… ¿hay algo más que podamos hacer para complementar nuestra dieta nutricional de forma natural con vitamina D?

Los complementos vitamínicos son productos que tienen un gran aporte nutricional para nuestro organismo. Y en casos como este en los que el Sol, bien por nuestro proceso de metabolización o por las condiciones en las que vivimos, brilla, pero  por su ausencia, son una ayuda a conseguir el nivel de vitamina D que necesitamos.

¿Dónde y cómo conseguir vitamina D?

Como íbamos diciendo, a veces el Sol no es suficiente, y abusar de él puede traernos perjuicios muy graves como eritemas, quemaduras de hasta tercer grado y, en el peor de los casos un aumento de las posibilidades de padecer de melanoma.

Existen personas especialmente sensibles al Sol, claro está. Pero no es recomendable para nadie tomar el Sol más del tiempo máximo, y menos sin protección solar. Y una forma muy recurrente de ayudar a nuestra salud y nutrición es con complementos alimenticios ricos en vitamina D, proporcionándonos ese aporte que necesitamos evitando los excesos de rayos UVA.

Durante los últimos años, hemos podido comprobar como tomando estos suplementos vitamínicos se ha incrementado la mejora de ciertas patologías cardiovasculares, inmunológicas e infectivas. Y esto se ha conseguido no solo con una dieta rica en alimentos con vitamina D, sino también con complementos alimenticios de carácter vitamínico.

En Veggunn disponemos de productos veganos y 100 % naturales como nuestras vitaminas D3, que, además, evitan el deterioro cognitivo y previenen la desmineralización ósea. ¿Quieres conocernos más? Puedes visitar nuestro catálogo online, nuestras tiendas eco, o contactarnos si quieres consultarnos cualquier duda.