Omega-3 DHA

alga-Schizochytrium-sp

Omega-3 DHA, qué es. Los ácidos grasos esenciales son aquellos que tienen que ser aportados por la dieta dado que no pueden sintetizarse en el organismo. En el caso de la familia de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (n-3) es el ácido α-linolénico (ALA), que es precursor del ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), dos importantes ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga.

 

El ácido alfa-linolénico es el ácido graso esencial de la serie omega-3. Este ácido graso poliinsaturado está presente en semillas y aceites vegetales como el de canola o las semillas de lino y chia. A partir del alfa-linolénico podemos obtener EPA y DHA, los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga más importantes que derivan del ALA.

 

El inconveniente, es que la eficiencia de la conversión desde EPA a DHA es muy baja. Se estima que entre el 5 y el 10% del ALA da lugar a EPA y entre el 0,01 y el 1% a DHA.

 

La mejor opción para obtener EPA y DHA de forma eficaz es la ingesta directa de estos ácidos grasos. Las fuentes dietéticas principales son los pescados grasos y el aceite de pescado.

 

La ingesta de EPA y DHA en aquellas personas que no consumen pescado, como es el caso de los vegetarianos, puede ser deficiente. Se ha observado que el DHA es el más deficitario y concretamente en población vegetariana la concentración plasmática de este ácido graso es baja.

 

No obstante, hay indicios de que los vegetarianos son más eficientes convirtiendo ALA en DHA, debido a la adaptación metabólica a dicha baja ingesta.

Actualmente hay una ingesta superior de Omega 6

Por otro lado, en los países occidentales los ácidos grasos omega 6 son los más predominantes en la dieta, mientras que la ingesta de ácidos grasos omega 3 es deficitaria. El omega 6 y el omega 3 tienen efectos metabólicos opuestos: mientras que el omega-6 es proinflamatorio, el omega -3 tiene efectos antiinflamatorios y protege de enfermedades cardiovasculares, metabólicas y autoinmunes. Por ello, la proporción elevada omega 6/ omega 3, donde predomina la ingesta de omega 6, puede ser perjudicial para la salud al fomentar la aparición de enfermedades cardiovasculares, inflamatorias o autoinmunes, entre otras.

 

Por ello es importante mantener unos niveles saludables de Omega-3 DHA.

×